Psicosis y Psicopatia

¿Qué es un brote psicótico o un estado de psicosis?

Cuando una persona presenta un estado de psicosis o un brote psicótico, tiene un desbalance neuroquímico que ha dejado al cerebro sin la capacidad de razonar dentro de la realidad exterior. Presenta alucinaciones visuales, ver personas, animales, objetos que no existen; alucinaciones auditivas: escuchar palabras, ruidos que no existen; alucinaciones táctiles y olfativas: percepciones inexistentes.

La apariencia física se ve deteriorada, ya que denota el temor que vive, el arreglo personal se descuida y pueden presentarse sucios, despeinados, o con una forma de vestir inusual; la mirada dirigida a un lugar indefinido, hablar solos y hacer ademanes con sus manos y cuerpo.

El brote psicótico puede presentarse en las siguientes enfermedades: depresión mayor, trastorno bipolar, trastorno de ansiedad, esquizofrenia o después de haber tenido una vivencia traumática.

El estado de psicosis puede ocurrir de manera única o presentarse varias veces, cada recaída deteriora más al paciente por lo que se debe evitar. Si no hay apego al tratamiento o bien éste no se realiza de manera integral, puede repetirse.

Para recuperar la calidad de vida es importante que se obtenga tratamiento adecuado para estabilizarse y continuar con un proceso integral, con psicoeducación, tanto para el paciente como para la familia.

¿Cuál es la diferencia entre psicótico y psicópata?

La persona en psicosis, no tiene la capacidad de razonar correctamente porque tiene alucinaciones, ya sean auditivas, visuales, táctiles y/u olfativas; el cerebro experimenta un desequilibrio en los neurotransmisores y se provoca una crisis cerebral que lo deja con una discapacidad psicosocial. El aspecto personal denota el desarreglo emocional; puede presentarse: sucios, desarreglados o con ropa atípica; la conducta denotará la confusión que lo domina. La mayoría de estas personas no presentan ningún peligro para la sociedad o si mismas. Estas características pueden presentarse en enfermedades como la esquizofrenia, y se encuentran en las calles, con aspecto desarreglado; pueden causar miedo, pero en realidad la mayoría son personas inofensivas que sufren y necesitan tratamiento.

El psicópata, por el contrario, no denotara ninguna de las características anteriores, por el contrario, puede ser una persona bien arreglada, con comportamiento adecuado e incluso puede ser percibida como honorable; tiene la capacidad de convencer de su confiabilidad. Sin embargo para el psicópata, el fin justifica los medios, no siente culpa, puede engañar, robar, mentir. No le importa el daño que pueda causar, promete grandes ganancias, mata sin sentir culpa, todo con tal de lograr sus objetivos. A pesar de su aspecto pulcro y su conducta adecuada ante la sociedad, causa mucho daño, pero carece de empatía.

 

Esquizofrenia

 ¿Qué es?

 “La esquizofrenia es un trastorno mental grave que afecta al paciente deteriorando sus capacidades en diversos aspectos psicológicos, como el pensamiento, la percepción, las emociones o la voluntad.”  (medicina.com)

Afecta a mundialmente a aproximadamente al equivalente al uno por ciento de la población mayor de 18 años. No distingue razas, sexo ni nivel social.  Por lo general, las primeras señales de la esquizofrenia surgen en la adolescencia o entre los 20 y 30 años de edad. El inicio en los varones suele ser a edad más temprana generalmente a partir de los 18 años y en las mujeres, usualmente aparece después de los 22 años.

La esquizofrenia afecta la capacidad de la persona de pensar claramente, controlar sus emociones, tomar decisiones o relacionarse con los demás. “Pueden perder el contacto con la realidad (psicosis), sufrir alucinaciones, delirios (creencias falsas), tener pensamientos anormales y alteración del funcionamiento social y laboral.” (medicina.com)

“La mayoría de las personas que sufren de esquizofrenia tienen síntomas de la enfermedad durante toda su vida, ya sea crónicamente o por episodios.” (medicina.com)

 A estas personas se les estigmatiza porque la familia, los amigos y la gente en general, no entienden esta enfermedad. La esquizofrenia no es el resultado de una "mala crianza" ni de una debilidad de la persona. Las personas con esquizofrenia no tienen "doble personalidad," y la mayoría de ellas no son peligrosas ni atacan a los demás cuando reciben el tratamiento adecuado.

Causas

El origen de la esquizofrenia no se conoce con certeza. No obstante, en los últimos años se han logrado algunos avances que permiten señalar diversos factores responsables del trastorno ya que el cerebro de las personas con este trastorno es diferente.

Al igual que muchas otras enfermedades como el cáncer o la diabetes, la esquizofrenia parece tener su causa en una combinación de problemas que incluyen factores genéticos y ambientales que surgen durante el desarrollo de la persona.

Síntomas

“El principal problema relacionado con los síntomas de esta patología es que la mayoría son subjetivos, es decir, sólo el paciente los experimenta, por lo que no pueden comprobarse. El segundo, es que la esquizofrenia es una enfermedad que presenta muchas y variadas manifestaciones pero ninguna es específica de ella, sino que también pueden estar presentes en otros trastornos mentales. Actualmente se dividen los síntomas en dos grandes grupos:

Los positivos consisten en aquellas manifestaciones anormales que experimentan los pacientes, como ver cosas que no existen (alucinaciones) o pensar que ocurren cosas que no son verdad (delirios).

 

·       Los negativos consisten en aquellas manifestaciones que hacen pensar que el sujeto está perdiendo capacidades para pensar, sentir o hacer cosas con normalidad. Por ejemplo, dejar de hablar con fluidez, tener interés por las cosas o las personas, por levantarse cada día a trabajar, etc. Es habitual que, con el paso del tiempo, muchos de los síntomas se alivien. Sin embargo, suelen quedar algunas secuelas, como abandono del cuidado de sí mismo, frialdad hacia los demás, indiferencia o desinterés por todo.
 

Los síntomas más característicos de la enfermedad son:

·       Delirios: Ideas erróneas de las que el paciente está convencido. Por ejemplo, creer que todo el mundo está contra él o que tratan de perjudicarle. 

·       Alucinaciones: Percibir algo que no existe. Por ejemplo, oír voces (que le insultan o hablan de él), o ver objetos o caras que no están.
 

·       Trastornos del pensamiento: El lenguaje del paciente se hace incomprensible y con poca fluidez.
 

·       Alteración de la sensación sobre sí mismo: La persona siente que su cuerpo está cambiando, se ve a sí mismo como alguien raro. Los pacientes pueden decir que no se reconocen al mirarse al espejo. Los límites entre uno mismo y los demás no están claros, por ello, pueden creer que los demás pueden saber lo que piensa o por el contrario, creen adivinar lo que otros piensan.
 

·       Deterioro de las emociones: La afectividad se va empobreciendo y puede llegar a la ausencia de sentimientos. Los pacientes se muestran inexpresivos y se comportan con frialdad hacia los demás.
 

·       Aislamiento: Los pacientes se encierran en sí mismos y en su mundo interior. A este síntoma se le denomina autismo. Se manifiesta porque el paciente se queda encerrado en su habitación y evita la compañía de los demás.” (medicina.com)

Tipos

“Algunos investigadores creen que la esquizofrenia es un trastorno aislado, mientras que otros creen que es un síndrome (un conjunto de síntomas) basados en numerosas enfermedades subyacentes. Se han propuesto subtipos de esquizofrenia en un esfuerzo de clasificar a los pacientes dentro de grupos más uniformes. Sin embargo, en un mismo paciente, el subtipo puede variar a lo largo del tiempo.

·       Esquizofrenia paranoide: Es el subtipo más frecuente. Predominan las ideas delirantes de persecución o de perjuicio de otras personas hacia el paciente.
 

·       Esquizofrenia hebefrénica: En ella predominan las alteraciones en las emociones. Son características las manifestaciones de lo que se denomina incongruencia emocional en las que, por ejemplo, el paciente se ríe sin motivo aparente. Su comienzo es más precoz que la anterior y más grave.
 

·       Esquizofrenia catatónica: Se caracteriza por alteraciones motoras, generalmente inmovilidad persistente, aunque puede alternar con crisis de agitación o puede presentar movimientos repetitivos. Suele responder mejor al tratamiento.
 

·       Esquizofrenia indiferenciada: Cuando una esquizofrenia no reúne los criterios de los subtipos anteriores o presenta varios de ellos se le llama indiferenciada.

Aunque estas divisiones se siguen utilizando, hoy se tiende a valorar y diferenciar estos trastornos en función de la predominancia de síntomas positivos o negativos y, sobre todo, a medir la intensidad de cada uno de estos síntomas mediante cuestionarios escalas. Esto permite evaluar al paciente en diversos momentos de su evolución, así como la efectividad de los tratamientos.” (medicina.com)

 

Diagnóstico

No existe una prueba que dictamine de forma definitiva la esquizofrenia. El psiquiatra realiza el diagnóstico basándose en una evaluación del historial de la persona y de su sintomatología.

Para establecer el diagnóstico de esquizofrenia, los síntomas deben durar por lo menos seis meses y asociarse con deterioro significativo del trabajo, los estudios o del desarrollo social. La información procedente de la familia, amigos o profesores es importante para establecer cuándo comenzó la enfermedad.

El médico deberá descartar la posibilidad de que los síntomas psicóticos del paciente estén causados por un trastorno afectivo. Con frecuencia se realizan análisis de laboratorio para descartar el abuso de sustancias tóxicas o un trastorno subyacente de tipo endocrino o neurológico que pueda tener algunas características de psicosis. Ejemplos de este tipo de trastornos son los tumores cerebrales, la epilepsia del lóbulo temporal, las enfermedades autoinmunes, la enfermedad de Huntington, las enfermedades hepáticas y las reacciones adversas a los medicamentos.

 

Tratamientos

“El tratamiento de la esquizofrenia es farmacológico, principalmente con neurolépticos o antipsicóticos. Se diferencian dos tipos de antipsicóticos:

Los clásicos: la clorpromazina, el haloperidol o la tioridazina.  

·    

Los neurolépticos atípicos: clozapina, risperidona, olanzapina, ziprasidona o quetiapina

 Ambos grupos tienen en común la capacidad de corregir desequilibrios de los neurotransmisores, sobre todo la dopamina, y aliviar los síntomas positivos. Sin embargo, los neurolépticos atípicos tienen especial capacidad de conseguir el desequilibrio del neurotransmisor serotonina. A ello se ha asociado la efectividad de este tipo de neurolépticos sobre los síntomas negativos. Los neurolépticos atípicos tienen además la ventaja de producir menos efectos secundarios.

En casos muy concretos, como la escasa respuesta al tratamiento con medicamentos, con grave riesgo de suicidio o agresión hacia otros, en el subtipo de esquizofrenia catatónica puede estar indicado el tratamiento con electroshock. Pese a su mala prensa, las condiciones de aplicación actual del electroshock hacen que sea un procedimiento seguro, además de muy eficaz.

Los tratamientos antipsicóticos han permitido que, en la mayor parte de los casos, el paciente con esquizofrenia pueda vivir en comunidad. Es extraordinariamente importante aprovechar esta posibilidad y combinar el tratamiento farmacológico con una serie de medidas destinadas a que el paciente esté ocupado y activo.

Estas medidas constituyen lo que se denomina terapia psicosocial. Precisa de mecanismos asistenciales como por ejemplo, talleres ocupacionales, centros de día, centros de salud mental y grupos de autoayuda.

El diálogo entre paciente con esquizofrenia y el médico puede ser un instrumento terapéutico importante, si tiene como fin que el enfermo conozca su patología. El médico le puede enseñar a convivir con la patología y a utilizar sus propios recursos psicológicos y ajenos -familia, amigos, apoyo-, para acercarse más a su entorno.” (medicina.com)

 

Prevención

“La esquizofrenia no se puede prevenir. Sin embargo, si el paciente sigue el tratamiento prescrito por los especialistas, los síntomas sí pueden prevenirse y evitarse. De hecho, si el paciente abandona el tratamiento es probable que muchos síntomas reaparezcan.” (medicina.com)

Con el apoyo de la psicoeducación y la terapia cognitivo conductual, aunada al tratamiento farmacológico, las personas con esquizofrenia han logrado tener mayor control sobre sus síntomas y han logrado una mejor integración a la vida diaria, trabajo, estudios y relaciones sociales.

Recomendamos cuando han logrado una estabilidad gracias al tratamiento farmacológico, cursar el programa Tierra a la Vista que impartimos exitosamente en varias sedes de nuestra Red Voz Pro Salud Mental.

Fuente: (medicina.com) http://www.dmedicina.com/enfermedades/psiquiatricas/esquizofrenia.html

 

Depresión Mayor

Aspectos sobresalientes de la depresión:

  •  La depresión afecta a la gente de todas las edades, etnias, religiones y clases sociales.
  •  La depresión no es un signo de debilidad o un defecto de personalidad.La gente que sufre depresión no puede mejorar por si sola.
  • La depresión es real como otras condiciones médicas (cáncer o diabetes). La depresión puede y debe ser tratada.

Fuente: Adaptado del Panfleto de la Federación Mundial de Salud Mental sobre el entendimiento de la Ansiedad.

 

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

Mucha gente se siente infeliz o deprimida por días y semanas. La gente habla de tener melancolía; pero a diferencia de la melancolía, la depresión no se retira, sino se agudiza. La depresión es una condición médica seria, que afecta el cuerpo, la mente y el comportamiento. Perturba la alimentación, el sueño, los sentimientos y los pensamientos. También puede afectar la salud física. La depresión es un trastorno cerebral que afecta a un grupo de gente de todas las edades, etnias, religiones y clases sociales. La depresión puede revelarse de varias formas y tener diversos síntomas y experiencias.

 

Los tipos de depresión  

La depresión es un trastorno cerebral que puede presentarse de distintas formas. Algunas personas experimentan un solo episodio de depresión en su vida, otras personas tienen depresiones recurrentes y otras más pueden sufrir de depresión crónica. Algunos episodios de depresión pueden suceder repentinamente sin una causa aparente, mientras que otros pueden estar asociados con una situación difícil de la vida, como la muerte de un familiar.

Los tipos de depresión son: depresión mayor—conocida como depresión unipolar—; depresión menor, —conocida como distimia—, que es menos severa y la depresión crónica.

¿Qué causa la depresión?

La razón de por qué algunas personas sufren de depresión es desconocida. Los científicos creen que hay factores emocionales, biológicos y genéticos que combinados, influyen en el desarrollo de este padecimiento.

Tener depresión es un factor de riesgo para otros trastornos que incluyen abuso de sustancias, trastornos de ansiedad, enfermedades cardiovasculares, SIDA y diabetes. La depresión es un importante factor de riesgo para el suicidio.

EL DIAGNÓSTICO DE la depresión

La depresión es una enfermedad compleja con varios síntomas. Hay numerosas listas y evaluaciones para detectar la depresión. Estos son basados en varios criterios. No todos los individuos con depresión experimentan todos los síntomas.  El número y la severidad de los síntomas pueden variar entre cada individuo y a través del tiempo.

Síntomas

  • Tristeza persistente, ansiedad y una sensación de vacío.
  • Sentimientos de desesperanza y pesimismo.
  • Sentimientos de culpa, desvalorización y falta de apoyo. 
  • Pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba o pérdida de apetito sexual.
  • Fatiga, desgano o pérdida de energía.
  • Dificultad para concentrarse, recordar o tomar decisiones.
  • Cambios en los patrones del sueño, insomnio, despertar muy temprano o dormir en exceso.
  • Cambios en el apetito.
  • Pensamientos de muerte o suicidio, o intentos de suicidio.
  • Ansiedad e irritabilidad.
  • Síntomas físicos como dolores de cabeza, trastornos digestivos o dolor crónico.
  • Perdida de capacidad laboral o de estudio.

 Si tú, o alguien que conoces, tiene cinco o más de estos síntomas en un periodo de dos semanas o más, puedes tener depresión. Es importante buscar ayuda.

BIBLIOGRAFÍA

WFMH, DEPRESIÓN: TU CONOCIMIENTO, PUEDA AYUDARTE. www.wfmh.com

 

Transtorno Obsesivo Compulsivo

 • Una mujer consulta a su dermatólogo y se queja de que su piel está extremadamente seca y que casi nunca siente que está limpia. Diariamente toma una ducha de dos horas.
• Un abogado insiste en preparar café varias veces al día. Sus colegas no se dan cuenta de que vive con el temor de que el café esté envenenado y su impulso es desecharlo. El abogado está tan obsesionado con estas ideas que se pasa 12 horas al día en el trabajo - cuatro de esas horas se las pasa preocupado por el café contaminado.
• Un hombre no soporta botar nada a la basura; publicidad por correspondencia, periódicos viejos, envases de leche vacíos porque "todo puede contener algo valioso que podría ser útil algún día." Si bota algo a la basura, "sucederá algo terrible." Acumula tanta basura que ya no puede caminar en su casa. Como insiste que no puede ni debe desechar nada, se muda a otra casa en donde continúa acumulando cosas. Estas personas presentan comportamientos que pudieran estar asociados con el trastorno obses ivocompulsivo (OCD, por sus siglas en inglés). Este trastorno se presenta dos o tres veces más que la esquizofrenia y el trastorno bipolar. Si tu, o algún ser querido sospechan de que pudieran tener este trastorno, no duden en consultar a un especialista en salud mental. Existe tratamiento para estas enfermedades, y los tratamientos funcionan.

 

Continuar leyendo

Transtorno Límite de Personalidad

El Trastorno de la personalidad fronterizo se caracteriza por impulsividad y la inestabilidad anímica, de la imagen propia de la persona y de las relaciones. Este trastorno es muy común y se diagnostica con más frecuencia en mujeres que en hombres.

Continuar leyendo

  • 1
  • 2
All for Joomla All for Webmasters